17 de mayo de 2012

Si alguien descubriera este blog...

Sí, a veces -últimamente un poco más a menudo-, me pregunto y me rayo mucho al pensar qué pasaría si alguien de mi entorno encontrara este blog. Por supuesto, las consecuencias dependerían en buena medida de la persona en cuestión y de mi relación con ella. Pero aun así, espero que no pase nunca.


Como sabéis, este blog es anónimo. Al menos, eso creo, eso espero y ésa es  mi intención.
Nadie de mi entorno sabe que lo tengo. 

*Miento. JJ sabe que escribo un blog, pero no sabe que es personal y que a veces hablo de él. 
Una vez le dije que tenía un blog en el escribía críticas de cine, de libros, etc... pero que no lo actualizaba mucho. (A ver: cuando convives con una persona, hay determinadas cosas que no se pueden ocultar tan fácilmente, y antes de que se rayara viéndome darle a la tecla algunas noches, decidí contarle esta mentirijilla piadosa).
Por supuesto, jamás le daría la más mínima pista de cómo encontrarlo. Aunque tampoco sería él la persona que más me fastidiaría que llegara hasta aquí, claro. Al menos, mientras nuestra relación se mantenga como hasta el momento. Ahora, si rompiéramos, la cosa sería bien distinta.

Bien, el caso es que, cuando decidí abrir mi blog, una de las cosas que tuve claras es que quería que fuera anónimo. Mi idea era poder escribir de mi día a día con bastante libertad y sin ataduras; y hablar de mi vida implica que aparezcan en el blog personas de mi entorno, de mi vida 1.0.
Personas que, sinceramente, no me apetece demasiado que lean lo que escribo.  

Lo que reflejo aquí es lo que pienso de verdad, lo que siento, sin trabas, sin pelos en la lengua... Y sí, con la libertad que da el anonimato, a veces escribo cosas aquí que nunca les diría a determinadas personas a la cara. Porque a veces, decir la verdad, toda la verdad y nada más que la verdad, supone provocar un conflicto innecesario.
¿Es eso ser hipócrita y cobarde? Puede que sí. Y lo asumo.

Pero creo que todos necesitamos desahogarnos de vez en cuando y soltar en algún sitio todo lo que llevamos dentro, lo que pensamos: nuestras dudas, nuestras tristezas, nuestras alegrías, nuestras frustraciones, nuestro descontento, la mierda de día que hemos pasado o lo mucho que odiamos a nuestro jefe. 
Soltarlo en un lugar "seguro" en el que nadie lo pueda encontrar. 
Bueno, nadie conocido, claro. 

Hay quien lo escribe en una libreta que guarda en un cajón a buen recaudo de miradas curiosas y luego estamos los que lo vomitamos en un blog público que puede leer cualquiera. Incluida esa personita de la que estamos hablando (bien o mal). 

No nos importa -al contrario- que nos lean desconocidos, que incluso nos den su opinión, que nos aconsejen, que nos digan que tenemos razón o cuán equivocados estamos... 
Pero por Dios, que nadie de nuestro entorno lo pueda leer y darse por aludido.

Porque ¿qué sucede cuando ocurre eso? ¿Qué pasa cuando, "por azar", alguien de nuestra vida 1.0 descubre nuestro rinconcito 2.0 y accede a esa intimidad que, por otro lado, habíamos decidido libremente exponer de forma pública?

A mí, por suerte, no me ha pasado... Al menos eso creo, y cruzo dedos. Porque tiene que ser un marronazo. Un auténtico shock.
Una vez sucede, ya no hay vuelta atrás. Ya nada vuelve a ser igual. 

Pero... ¿Puede realmente alguien descubrir  nuestro blog "por puro azar"?  Así, por casualidad. Con la de millones y millones de blogs que hay en la bloggosfera... Ya es difícil, ¿no? Vamos, ni Lisbeth Salander...
¿O soy yo muy ingenua y es más fácil de lo que parece?

Por supuesto, hablo de un blog anónimo en el que el autor adopta una identidad ficticia y no especifica datos concretos, mas allá de la ciudad donde vive, por ejemplo.
Porque claro, si en tu blog pones tu nombre completo con apellidos, número de teléfono, dirección y grupo sanguíneo,... pues como que muy anónimo no es. Vamos, que lo estás poniendo a huevo. Estás diciendo: "¡¡Yuhuuuu, soy yo!!"

No, me refiero a un blogger que tenga un nick que nadie cercano a él pueda relacionar fácilmente, un avatar que no sea su foto y que no dé datos muy concretos.

Si en un caso así, alguien del entorno del blogger descubre su blog, ¿no será quizá porque el autor ha cometido algún error/imprudencia/despiste/descuido? 
Puede ser que se haya dejado sin querer la cuenta de Blogger abierta en un ordenador común, o que se le haya escapado alguna referencia a su blog -por pequeña que ésta sea- y un interlocutor avispado haya sabido atar cabos, y en tres o cuatro búsquedas en Google... voilà!! ¿No?
Hay personas que son verdaderos Sherlock Holmes en este sentido... Pero hay que darles alguna pista, si no, difícil.

Bueno, sea por lo que sea, descuido, imprudencia, casualidad, causalidad, alineación de planetas, capricho de Google... Pongamos que ocurre. Alguien que conocemos y que nos conoce ha llegado hasta este lugar que nosotros creíamos y habíamos concebido como top secret. 
Y ese alguien puede ser nuestr@ mejor amig@, nuestra pareja, nuestr@ ex, la vecina del 5º, nuestra madre, nuestr@ herman@, nuestro jefe... etc. 

CAGADA TOTAL Joderjoderjoderjoder... T'han pillao con el carrito del helao...

¿Y ahora qué? ¿Qué pasa cuando alguien de nuestro círculo más o menos íntimo accede a nuestro blog y se reconoce en alguna entrada, se ve retratado en lo que decimos, lee pensamientos o se entera de datos que sólo nosotros conocíamos?

Para empezar, esa persona ha encontrado un filón, un tesoro, la tumba de Tutankhamon... Y, si tiene mala idea o es muy rencoroso, puede utilizar toda esa información como mejor le convenga. Para perjudicarnos.

Así, a priori, se me ocurren dos situaciones, a cuál peor:   

-Que la persona descubra tu blog pero no te lo diga, para así poder seguir disfrutando "en abierto" de la programación que tú creías tener bien codificada (como las pelis porno del Plus de hace unos años). Y tú, en tu inocencia, seguir escribiendo tan feliz, sin saber que tienes un espía agazapado, suscrito a tu feed, esperando ansioso novedades. Y que al final, te acabe chantajeando con contar lo que sabe, o peor, con dar la dirección de tu blog a todo el mundo. 

-Que te haga saber que te ha descubierto, y se muestre herid@ e indignad@ porque has hablado de él/ella en un post (o varios) a la vista de cualquiera, o se ha enterado de algo que no le ha gustado leer. 
Y por supuesto, eso implica que no quiera saber más de ti. Que pierdas la confianza de esa persona. Y su amistad, su cariño, su amor, su respeto... Que se acabe el buen rollo entre ambos.

La verdad es que, sea lo que sea que pase, la cosa pinta mal. Muy mal. Porque la relación con esa persona se ve alterada para siempre, me temo. Y como decía antes, no hay vuelta atrás.
Cuando pasa eso, el asunto se tuerce definitivamente.

Y una vez pasado el shock inicial... Asumida la cagada, hay que hacer algo, cambiar de estrategia. ¿Qué haces con el blog? Ya no puedes seguir como hasta ahora. Tendrás que poner una verja para que nadie pueda entrar a tu jardín. Tendrás que poner una contraseña al ADSL para que no te lo pirateen. 

¿Privatizas el blog y sólo permites leerlo a tus lectores de más confianza? ¿Le cambias la URL, el título, el fondo...? ¿Mutilas el blog y eliminas entradas comprometidas, y con ello borras la prueba del delito?
¿O directamente eliminas el blog entero, te pasas semanas sin salir de casa ni atender llamadas, con un ataque de ansiedad, dejas pasar un tiempo prudencial y al final, cuando las aguas parecen haber vuelto a su cauce, como te pica el gusanillo, acabas abriendo otro blog totalmente distinto, esta vez con pies de plomo y mucho ojo?
¿O se te van para siempre las ganas de escribir un blog ante la posibilidad remota de que puedan volver a descubrirte... y como mucho escribes un diario que custodias bajo siete llaves?

Yo no sé qué haría, la verdad. Obviamente, quitaría el blog del alcance de cualquiera, bien privatizándolo, bien eliminándolo o borrando entradas...Y ya con más tranquilidad, decidiría si sigo escribiendo o si lo dejo estar.
Supongo que estaría mucho tiempo sin ganas de darle a la tecla, y arrepintiéndome de haber escrito determinadas cosas y de haber sido tan imprudente y confiada. Aunque como la cabra tira al monte, supongo que volvería a escribir. 

Pero es que nunca se sabe quién puede estar al otro lado de la pantalla. Y aunque haya miles y miles de blogs... también hay miles y miles de bolas en el bombo, y la lotería, toca. 
¿Por qué no podrían, pues, encontrar éste o cualquier blog?

Creo que me estoy emparanoiando demasiado. A vosotros, los que tenéis un blog anónimo igual que yo, ¿también os agobia este pensamiento? 

24 comentarios:

  1. Mi blog no es anónimo y no lo oculto. Es más, hasta yo lo cuento. Y te digo que a la inmensa mayoría le resbala absolutamente que tenga un blog y no les interesa para nada lo que pudiera estar escribiendo. Así que yo que tú no me preocuparía. Simplemente piensa en quién de tu alrededor tiene más afición a leer blogs y ten cuidado con esa persona. No hace falta ser paranoica.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  2. Si alguien del entorno de la familia de la madre de mi marido se entera de mi blog me vetan en el pueblo. Espero que no ocurra.
    Buen día.

    ResponderEliminar
  3. Todos somos un poco hipócritas. Unos no dicen todo lo que piensan y otros tampoco escriben todo lo que piensan. Es lógico, todos tenemos derecho a no decir siempre lo que pensamos, bien por no herir, bien por no joder una relación de amistad por ejemplo.
    Pero veo realmente difícil que alguien descubra un blog anónimo si no se cometen errores. No digo que sea imposible, pero si muy difícil.
    Besos.

    ResponderEliminar
  4. Yo hace micho que dejé de emparanoiarme con las personas que puedan llegar al blog, y mira que el mío es destroyer a saco... Ya me pillaron una vez y desaparecí, era un diario mucho más íntimo y ese sí me dio por saco que se conociera, ahora paso mucho.

    Hay una posibilidad que no has contemplado: que dos personas que se conocen lean el mismo blog súper famoso y se crucen en los comentarios. Es relativamente normal entrar en los blogs de otras personas que comentan en los mismos posts que tú, si han escrito algo que te ha hecho gracia o te ha llamado la atención. Y una vez estás en el blog de esa otra persona, lees y empiezas a pensar "esto lo he vivido yo también", "esto me suena", "esto también lo hice yo hace dos fines de semana"... Y tachan! Te han pillado sin ni siquiera haber dado una mínima pista.

    ResponderEliminar
  5. Bueno, yo me pasé una buena temporada preocupada por ese tema pero pienso que unas precauciones mínimas, las probabilidades son realmente muy pocas. Si no incluyes datos personales, no te dejas Blogger abierto, procuras no escribir desde casa (ojo con eso, al final JJ te puede pillar) y que la dirección de correo del perfil sea única y no la sepa nadie, no sé, no lo veo tan fácil. Piensa que aunque den contigo por azar, tendrían que dar también justo con una entrada en la que se vieran reflejados para reconocer la situación... no sé, la loteria toca pero, ¿cuántas son las probabilidades?

    ResponderEliminar
  6. hummmm. a mí no me preocupa mucho, la verdad. que llega alguien y "me descubre" pues vale. que sí, que soy yo, qué pasa.
    Algunas personas de mi vida real lo tienen. otras del blog las he conocido en persona. la línea se ha difuminado. y no creo que diga cosas tan horribles como para que nadie me quiera matar por esa razón. Eso sí, hablo libremente y no me corto un pelo. es mi sitio, mi válvula de escape. si alguien llega y se molesta, pues mira, lo siento, pero es lo que hay.
    haz lo que te apetezca y que sea lo que tenga que ser. porque la vida es así y siempre tiene un riesgo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me ha gustado mucho tu última frase. Completamente de acuerdo.

      Eliminar
  7. :S Si, a mi esta pregunta me pasa bastante por la cabeza, yo tengo 4 blogs dos es imposible que los descubran por que hablo de un anime One Piece (soy otaku y por eso lo tengo por que me encanta la serie ^w^) y de mi no digo absolutamente nada ni hay nada relacionado con la realidad y otro hablo de angeles y demonios con tampoco nada relacionado conmigo o mi vida real, pero en uno hablo sobre mi vida personal y eso (más o menos como el tuyo, pero a la escala de una adolecente de edad entre 12 y 16 años) Y en otro sobre una cosa que yo invente y que muchas amigas mias conocen y si fueran a parar a uno de esos dos blogs... :S Me pregunto que pasaria? Si alguién conocido lo descubriera, sabria toda mi vida y que soy otaku (cosa que no sabe absolutamente naaaadddddiiiiiieeee...) :S Es que te juro que como se enteren me cago en todo.

    Pero la gente que conosco en la vida real, no miran blogs, ningúno (al menos que yo sepa) y por eso es bastante chungo que lo encuestran y también es lo que dice Amaranta Wind que las posibilidades son realmente minimas por mucha loteria que sea^^

    Pero todo y eso no puedo dejar de preocuparme por eso :S Sisi, me preocupo mucho por ese tema y más por que se que la gente que conozco si se enterán de eso es que no hacen chantage directamente se lo dicen a to' quisqui.

    :S Vamos que mejor reso para que no los descubran.

    Besos La Gata ;P

    ResponderEliminar
  8. A mí me han pillado tres veces, tres personas inteligentes que querían encontrarme y utilizaron frases y referencias que me pegaban. Y, entre la maraña blogosférica, me encontraron.

    Fue una putada. Muy gorda. Creo que pensé en todas las posibilidades que has mencionado, probé algunas: borré todos los post, privaticé el blog durante unos días, cambié de dirección... pero ya no ha sido lo mismo.

    A medida que la vida 2.0 se mezcla con la carnal las posibilidades de ser descubierta aumentan pero ahora lo veo de otra manera. De la manera que está enfocado ahora el blog ya no me moriría si me descubriera alguno de mis amigos de toda la vida.

    Aunque he perdido mi espacio de expresión he ganado muchas otras cosas así que, de momento, no voy a tomar ninguna medida drástica.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué fuerte que te buscaran expresamente. Una amiga hace años me confesó que tenía un blog, pero que era algo suyo y no quería difundir el nombre. Se me pasó por la cabeza buscarla como tu dice, con referencias y expresiones, pero me parecía un poco traición y no lo hice.

      Eliminar
  9. Por puro azar nos pueden desenmascarar, por supuesto. Pero eso forma parte del juego. Y a mi me gusta jugarlo. Casi tanto como las empanadillas de tomate.


    Siempre suyo
    Un completo gilipollas

    ResponderEliminar
  10. Hola Gata!. Quien esté libre de pecado que tire la primera piedra...
    Yo cerré mi antiguo blog porque yo misma había cambiado tanto, que sentía que ya no me representaba, y que si alguien lo leía de mi entorno, podía tener una idea equivocada de mi.
    En el blog de ahora tengo menos cosas... pero si alguien me descubriera creo que me daría igual. Mi novio también sabe que tengo blog, pero también le dije que no lo actualizaba ya mucho jejejejeje.
    Y si te sucede y entras en crisis... siempre puedes decir que no eres tu, no? alguien que se hace pasar por ti, alguna amiga que te copia las historias,... en fin! cualquier escusa!
    Muchos besitos!!!

    ResponderEliminar
  11. El mío es semi-anónimo. No doy mi nombre real ni el de nadie que conozca pero publico fotos mías, así que, si alguien que conozca topa con el blog por casualidad, sabrá que soy yo. Hay gente a la que le he contado que tengo blog y gente a la que no. No suelo tampoco poner verde a nadie conocido así que tampoco me preocupa mucho el tema.
    Coincido contigo en que, cuantas menos pistas des más difícil es que te encuentren pero, el mundo en el fondo es muy pequeño, así que supongo que es un riesgo que tienes que decidir si quieres correr. Las posibilidades supongo que son muy pocas peeeero. Un besote.

    ResponderEliminar
  12. Me parece una buena idea lo del blog anónimo (yo lo llevo medio en secreto, pero vamos, que al final es cierto que te cohíbe, sobre todo cuando se dan ciertas situaciones que bien describes en tu entrada...).
    Realmente si no hay referencias a cosas personales (me refiero al nombre, el nick, etc.) veo realmente difícil que la casualidad lleve a tu vecina del 5º hasta aquí.. pero ya se sabe, los caminos del interné son inescrutables :P

    Espero que de ser así, esa persona se muestre indignada antes que callárselo y seguir con el cotilleo de estrangis, ¿no?

    ResponderEliminar
  13. Para empezar las casualidades no existen , pero si asi ocurriera de que te descubriera alguien de tu entorno, esta claro que segun la cercania de esa persona, pero si, se te acabaria esa libertad de la que disponia, de la que podias decir lo que quisieras, la solucion esta claro, nuevo blog, nuevos seguidores y vuelta a empezar, no queda otra. Un besazo.

    ResponderEliminar
  14. Ya me pillaron el blog anterior por meterme desde el trabajo, y lo que ponía no les gustó, así que me cuido muy mucho las pistas que voy dejando, por si acaso. De todas formas, apenas escribo cosas personales ya, así que tampoco me preocupa que me relacionen. Mi entorno 1.0 es muy anti-tecnología, no lo comprenderían ("Internet es para frikis" y otras frases).

    ResponderEliminar
  15. El otro día, me acusaban, no por primera vez, de no mostrarme realmente como soy en las entradas de mi blog porque temo, en su opinión, lo que pueda pensar la gente que me lee.

    No sé, unos por mucho y otros por poco...

    Lo único que te digo es que veo muy remotas las posibilidades de que alguien de tu entorno, así, de la nada, encuentre este blog y se quede a leerlo porque le interese, y de ahí infiera que eres tú quien habla. Sin embargo, ya hemos hablado de los despistes de la gente... de los descuidos en los que cuentan más de lo que piensan y revelan datos que nos hacen muy identificables.

    Y creo que es preocupante en ambas direcciones, tanto del desconocido que averigua quién eres en versión 1.0, como el conocido que descubre tu lado 2.0.

    ¿Una recomendación? No te preocupes por quién pueda leerte. Al fin y al cabo, deberíamos defender lo que decimos por aquí puesto que es lo que pensamos. Si no les gusta, que dejen de leerlo.

    Ah... y sobre especulaciones. Si le das a alguien en qué pensar, deja de elucubrar sobre lo que no sabe.

    ResponderEliminar
  16. Mi blog no es secreto, saben de él algunos familiares y amigos e incluso en el trabajo. La idea inicial no era esa, pero la cosa se me fue de las manos. Y, muchas veces, aún sabiendo que la gente sabe de mi blog, me llevo un shock cuando me dicen que me han leído. Yo les invité y a veces siento como que me están invadiendo. Aparte está el hecho de que no puedo decir todo lo que pienso tal cual porque me acarrearía problemas... por eso intento ser suave. De no ser así, me metería unas rajadas tremendas. A veces pienso en hacerme otro solo pa soltar barbaridades. En fin, que ates bien los cabos, no vaya a ser que la líes.

    ResponderEliminar
  17. Pues todos los que tenemos el blog como algo personal es uno de los miedo que alguien descubra nuestro "rincon", igual me pasa solo unas 4 o 5 personas saben de mi blog que siento muy personal pero no les interesa demasiado asi que estoy tranquilo por el momento :)

    ResponderEliminar
  18. Yo te entiendo, cerré un blog para que mi ex no me lo llenase de spam, y abrí otro que ciertas personas han ido encontrando, supongo que tampoco me afané mucho en que fuese superprivado y que con que no lo encontrase el imbécil de mi ex me conformaba. Un día lo descubrió mi jefe por casualidad, me pidió consejo para hacer uno y tenía mi lista de blogs que sigo abierta, con el nombre de Mandarica. No me apetecía que nadie lo descubriese, pero al fin y al cabo yo no escribo de mi vida personal demasiado, como mucho podrán pensar que estoy chalada por escribir lo que escribo, porque hay gente que no me entiende. Sea como sea lo hecho está hecho, y no voy a cambiar más el blog pase lo que pase y descubra que lo descubra, porque estoy orgullosa de lo que hago y porque si no a este paso no llego a cumpleblog xd! Pero si hablas mucho de tu vida privada (y rajas) como en el caso de Jauroles, más te vale que absolutamente nadie lo encuentre. Biquiños!

    ResponderEliminar
  19. Pues a mi no es que me atormente precisamente el pensar qué pasaría si supieran de mi blog, pero sinceramente sí que he pensado en ello y, cuando alguna vez he pensado que estaría bien compartirlo con alguna persona, luego esa persona ha hecho algo que ha demostrado que hice bien en no compartirlo...
    Así que bueno, a veces es mejor tener tu pequeño rinconcito en el que hablar sin tapujos y sin que nadie conocido pueda interferir o influir en lo que escribas.
    Mi recomendación es sencilla: haces bien en tener tus pensamientos para ti y para tus lectores, pero ya está. Como me dijeron una vez: la palabra escrita la escribe el diablo y nunca sabes hasta qué oidos puede llegar...

    Un saludín!

    ResponderEliminar
  20. Hola, Gata. Creo que te asusta que alguien encuentre tu blog y sepa quién eres en realidad debido a que no aceptas tu vida 1.0. Por lo que te he leído eres una persona muy insegura, aunque ya tengas 30 y pico años y no seas precisamente una jovencita. Plasmas aquí tus inseguridades como una vía de escape, pero se puede volver contra ti. Sería mejor que afrontases esos problemas de tu personalidad con un terapeuta sólo para esfumar ese miedo a que J.J. te deje, tus complejos físicos (que siempre te diga sin venir a caso que eres guapa) y autoestima muy baja, además de estar siempre fijándote en lo que hacen los demás (me refiero en tu trabajo), lo cual refleja que necesitas la aprobación de los demás. Al ser hija única puede que te pongas rabiosa, de forma pueril, porque todo no salga a tu antojo, pero así es la vida. Quizás te lo hayan dado todo hecho y estés acostumbrada a no sacar las cosas tú sola adelante. Esos cambios bruscos de humor y una serie de comportamientos que te he ido leyendo indica que no tienes una personalidad muy formada, aunque te escudas en ser “madura”. Mismamente tu blog no es ordenado, como tú. Entradas mezcladas, no vas al grano en los temas, cuentas tus problemas personales pidiendo consejo a extraños... Te falta talento innato en el tema de escibir, ni siquiera creo que seas periodista. Pienso que muchas cosas que escribes en el blog son invenciones tuyas, lo que te gustaría que hubiera pasado o pasara. En fin, te deseo lo mejor, esto no es una crítica, es un consejo. En el fondo creo que necesitas ayuda externa. Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Anónimo Anónimamente. Vaya, eres un/a perdonavidas... 
      Y fíjate, que para haberte leído mi blog de pe a pa (lo demuestras en ese análisiuntan exhaustivo que haces de mi personalidad), no has entendido nada.
      Para empezar, dices que con 30 años (casi 31) no soy ninguna jovencita. Vaya, sí: soy una anciana decrépita... Voy a empezar a mirar planes de pensiones.
      Plasmo aquí mis inseguridades, me desahogo y pido consejo a extraños porque es mi blog y hago con él lo que quiero. Te molesta? Si no te gusta lo que cuento en él, es fácil: no lo leas.
      Dices que soy muy insegura. No niego que sea algo insegura, de hecho, lo he contado en más de una ocasión. Pero de ahí a decir que no acepto mi vida 1.0 y que necesito la constante aprobación de los demás, va un mundo. Y si JJ me dice "guapa", lo hace porque quiere (y porque para él lo soy), no le pongo una pistola en el pecho para que me diga piropos. 
      Y no tengo terror a que me deje. Simplemente soy feliz con él, le quiero y le necesito. Pero sobreviviría a una ruptura. Ya lo he hecho en otras ocasiones.
      Si necesito ayuda o no, creo que es algo que no tiene que valorar un anónimo que no me conoce de nada. Y para tu información, si con terapeuta te refieres a un psicólogo, ya he recibido ese tipo de ayuda. Gracias.
      Ah, para nada soy una acomplejada con mi físico. Al revés: me gusto mucho como soy y me quiero. Por supuesto que hay cosas que me gustan menos que otras, pero en conjunto, me gusto. Bastante. Y mi autoestima ha subido mucho en los últimos tiempos, y no sólo en lo referente al aspecto físico. Eso de que soy una acomplejada lo dices tú. Sin conocerme siquiera.
      Que me fijo en lo que hacen los demás en el trabajo? Pues claro. Más bien, me fijo en lo que no hacen y me toca hacer a mí de rebote.
      Sí, soy hija única, pero en eso de que me lo han dado todo hecho, te equivocas de todas todas.
      Acabé COU con matrícula de honor; en la carrera, fui una de las mejores de mi promoción, empecé a trabajar a los 23 años en algo que no tenía nada que ver con mi carrera y donde me explotaban de mala manera, saqué dos oposiciones en tiempo récord, para trabajar donde ahora lo hago tuve que superar unas pruebas muy duras; estoy a punto de sacarme el título de uno de los idiomas más complicados que hay... Ehmmmm, sinceramente: eso es que me lo hayan dado todo hecho?
      Sobre lo que dices de que no soy ordenada, efectivamente, no lo soy. Y? 
      Y mi blog, como reflejo de mi personalidad, tampoco lo es. Repito: Y? En serio: si no te gusta mi blog, no lo leas. Es así de sencillo. 
      Que me falta talento innato para escribir es una apreciación tuya muy subjetiva. Igual que lo que dices de que me invento cosas. Entonces, si me invento cosas, quizá no me falta talento ni imaginación para escribir, no? Te contradices.
      En serio: no me invento nada. Es todo real como la vida misma.
      Pero bueno, todo eso son opiniones, valoraciones subjetivas tuyas provocadas posiblemente por tu animadversión hacia mí (causada a su vez quizá por una secreta envidia?). Ahora, lo que me alucina es que afirmes de forma tan categórica que no crees que sea periodista. 
      Te equivocas una vez más: lo soy. Además saqué la carrera en 4 añitos. Tampoco es una carrera muy difícil. De todas formas, me da igual lo que un anónimo malintencionado opine.
      Porque tu comentario no es un consejo, es una crítica, claro que lo es; y además dura, y con ánimo de hacer daño. Pero sabes?
      No me afecta lo más mínimo. No mina mi autoestima, te lo aseguro. 
      Y si te contesto es para mostrarte cuán equivocad@ estás con respecto a mí. 
      Antes de emitir un juicio tan severo, y de sacar conclusiones precipitadas, creo que deberías haberte informado mejor o hacer lectura comprensiva. Tema 1 de la carrera de Periodismo.
      Un saludo.

      Eliminar

Los comentarios le dan vida a este blog. ¿Me dejas uno? ;)

HELLO!

Todo lo que leerás aquí es contenido propio. Si en algún momento hago referencia a algún escrito ajeno, citaré siempre la autoría.
Las imágenes que aparecen en el blog son tomadas de Internet. No obstante, si consideras que alguna no debería estar aquí, sólo tienes que hacérmelo saber y la retiraré al instante.
No acepto solicitudes de intercambio de enlaces. En mi opinión, enlazar un blog es algo totalmente voluntario y desinteresado. Bienvenid@ y gracias por pasar por aquí. :)